Zapatero y Valerio denuncian la "lacerante" discriminación laboral de mujeres con discapacidad, el 65% inactivas

cope.es 21.03.19

Durante su participación en la inauguración de la III Conferencia Sectorial 'La mujer con discapacidad ante el empleo', organizada por Fundación CERMI Mujeres y presentada por Carla, una joven con Síndrome de Down, Zapatero y Valerio han reclamado más implicación empresarial y pública para reducir esta "brecha" laboral que afecta "todavía más" al colectivo de las mujeres con discapacidad.

"Todos los procesos de mejoras y cambios estructurales dependen de dos factores: la convicción de que los cambios sociales son posibles y los derechos humanos reales, y de que el debate público abre las puertas para derribar barreras", ha afirmado el expresidente sobre la situación de las mujeres con discapacidad, cuya exclusión histórica "retrasa el progreso de un pueblo".

Si bien ha celebrado que la nueva ley de contratación publica aprobada en 2017 que posibilita el empleo de más personas con discapacidad, Zapatero ha indicado que falta aprobar su desarrollo en el que se incorporen cláusulas sociales, también para las mujeres con discapacidad.

"La contratación pública supone el 20% del PIB. Hasta ahora, solo se reflejaba términos economicistas, pero con la nueva ley se establecen cláusulas de calidad", ha señalado, para añadir que con este marco legal, se necesita "determinación" para ponerlo en marcha. Según ha explicado, "no supone ningún incremento de gasto".

A este respecto, Valerio ha señalado que aunque "toma nota" de este acuerdo pendiente de aprobación por el Consejo de Ministros, en los pliegos de condiciones de contratos del sector público ya se incluyen los contratos sociales.

Valerio ha lamentado los datos de inactividad del colectivo de mujeres con discapacidad en edad de trabajar, así como la "doble brecha" que sufren respecto del resto de mujeres empleadas como de los hombres con discapacidad. También ha destacado la situación de las miles de mujeres con discapacidad que realizan cuidados formales de menores, mayores y familiares "sin remuneración ni cotización alguna".

En este sentido, ha recordado que su Gobierno ha aprobado ya la reintegración de estas cuidadoras de personas en situación de dependencia en el régimen de la Seguridad Social y ha defendido el "trabajo digno y decente" de las empleadas con discapacidad, en cumolimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Valerio ha finalizado emocionada su intervención reconociendo la labor de destacadas artistas, deportistas, activistas y políticas con discapacidad. Según ha indicado al principio de la misma, a esta iniciativa sobre el empleo de las mujeres con discapacidad responde a un compromiso público, como funcionaria y ministra, pero también personal, pues ella también tiene una discapacidad reconocida como consecuencia de un cáncer de mama a los 55 años. "Las Magdalenas somos muy lloronas, no tenemos remedio", ha concluido.

La presidenta de CERMI Mujeres, que además es la primera mujer con discapacidad en formar parte del Comité de la ONU contra la Discriminación de la Mujer, ha subrayado que España se encuentra en un "momento crucial" en la puesta en marcha de políticas para la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos y ha recordado que se acaba de someter al examen de Naciones Unidas en Ginebra sobre la aplicación de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

"Confío que en (la ONU) en sus observaciones se contemple la perspectiva de género", ha dicho Ana Peláez, que ha destacado también la importancia de que los partidos políticos incorporen en sus programas electorales para los comicios generales y autonómicos las demandas de las mujeres y niñas con discapacidad.