Zapatero propugna un sistema público contra la exclusión social

Diariodeleon 05.04.18

El expresidente ha situado ese frente contra la exclusión en el mismo rango de otros sistemas públicos como el de las pensiones, el educativo, el de la dependencia «actualmente en construcción», y el sanitario y de salud que ha catalogado como «ejemplar, sin comparación en el mundo: somos un referente».

Además de la exclusión social, ha planteado la creación de otro sistema público para favorecer la conciliación laboral y familiar, con el fin de fortalecer aún más «el estado democrático y social de derecho». «No es un problema tanto de voluntad política sino de un modelo y sistema», ha subrayado durante la apertura de la Jornada Oportunidades de Responsabilidad Social en la Ley de Contratos del Sector Público, organizada por la Junta de Castilla y León y en la que ha participado el presidente de esta comunidad, Juan Vicente Herrera.

El prestigio de un país, ha reflexionado Rodríguez Zapatero, se medirá a partir de ahora en función del trato que dispensa «a los que más dificultades tienen», y la medida de su calidad de vida, eficiencia e innovación «va a ser la de una mayor cohesión social y sostenibilidad medioambiental». «Esos son los dos grandes motores de la etapa de progreso que nos toca afrontar ahora, porque las empresas» en sus contrataciones, productos y servicios «deben fundamentarse en los valores predominantes de cada momento histórico, y el actual es de la inclusión, la igualdad de oportunidades y la solidaridad».

El compromiso social debe figurar «en todos los frentes de la vida colectiva», ha añadido quien fue presidente del Gobierno de España entre 2004 y 2012, convencido de que tanto las administraciones públicas como las empresas privadas, sindicatos, agentes sociales, el denominado Tercer Sector y organizaciones no gubernamentales deben circular de forma coordinada por ese camino. «La sinergia, la suma de esfuerzos produce los mejores resultados», ha resumido antes de referirse a la economía social o colaborativa como la «palabra de moda» y más teniendo en cuenta que la quinta parte del gasto del PIB en España «corresponde a gasto social» entre pensiones, sanidad, salud, educación y dependencia.

En la misma línea, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha referido a la conciliación laboral y familiar como una de las piedras angulares de la responsabilidad social de las empresas y de las administraciones públicas porque, además del bienestar, crea empleo, genera riqueza, ayuda económicamente a las colectividades menos favorecidas y combate la despoblación.

Herrera ha apelado a razones éticas y de conciencia, al margen de las puramente económicas y competitivas, para garantizar esa responsabilidad social. «La administración es más eficaz cuanto más justa sea», añadió antes de referirse al «potencial estratégico del enfoque social de la contratación pública», que ha defendido en coordinación con los municipios.