RSE
Mapfre lanza en Europa el primer fondo que solo invierte en empresas que contratan a personas con discapacidad

SERVIMEDIA 18.12.19

Su matrícula luxemburguesa permitirá ofrecer el producto a inversores institucionales de cualquier país, mientras que entre ahorradores particulares lo comercializará desde aquellos mercados donde disponga de red.

“Para el institucional es un instrumento atractivo porque entra de lleno en la inversión socialmente responsable, algo que los institucionales están cada vez demandando más”, explica el economista jefe de Mapfre Inversión, Alberto Matellán, a Servimedia, optimista sobre el producto.

Se trata del primero de estas características que ve la luz, con sesgo específico en la responsabilidad social, y confiesa que el producto cuenta ya, de hecho, “con inversores de varios países interesados”.

El fondo replica uno creado por su socio galo que se comercializa en Francia desde hace seis meses e incluye una cartera de 23 compañías entre las que figuran la española Iberdrola, junto a otras multinacionales como L’Oreal, Orpea, CAP Gemini, SAP o LVMH.

Bautizado como ‘Mapfre Inclusión Responsable’, puede contratarse con una aportación mínima que lo hace accesible a cualquier bolsillo y dispone de una comisión del 0,50% para la clase institucional y del 1,25% para minorista más un 25% de comisión de éxito.

Más allá de la inversión responsable Matellán explicó que salen los números. “Vimos que son empresas más rentables por dos razones: una vez que los gestores se atreven a valorar esta problemática es que normalmente tienen la cuenta de resultados solucionada, y suelen ser además empresas muy innovadoras que se enfrentan a problemas distintos”.

EMPRESAS CON MAYOR RENTABILIDAD

Su puesta en marcha con la boutique francesa nace como idea en 2017 y en enero de 2018 empiezan a trabajar con el proyecto. Como ejercicio explica que analizaron la evolución de la cartera en los últimos cinco años y ofreció “una rentabilidad más o menos cuatro veces superior a la media del mercado”-batió el 8% de rentabilidad frente al 2% medio del mercado-. “Esperamos, por supuesto, generar una rentabilidad muy potente”, refiere, aunque subraya que subyace igualmente el interés en contribuir socialmente.

La propia aseguradora emplea actualmente a 902 personas con discapacidad en todo el mundo, equivalentes a un 2,5% de su plantilla, y se ha fijado el compromiso público de alcanzar una cuota del 3%, que le llevará a superar el millar de trabajadores.

Para la puesta en marcha del vehículo Mapfre se ha apalancado en el conocimiento de la gestora francesa, donde entró en el 2017 adquiriendo el 25% del capital y el próximo año prevé elevar su cuota al 51% ejerciendo el derecho de voto adquirido por entonces. Pero también ha tenido que desarrollar una metodología ad hoc.

A la hora de elegir las empresas donde invertir las somete a tres exámenes diferentes: evalúa su comportamiento en materia de inclusión laboral, filtra el compromiso con la responsabilidad social corporativa general a través de una batería de 160 preguntas, revisa su posicionamiento estratégico y, por último, analiza la pata financiera.

MEJORES PRÁCTICAS

Y es que el fondo, que ha sido incluido ya en el informe del Pacto Mundial de Naciones Unidas como ejemplo de buenas prácticas, busca combinar la consecución de una rentabilidad financiera y lograr una mejora en la sociedad.

Para favorecer la inclusión de personas con discapacidad Mapfre ha decidido precisamente promover en paralelo un premio que, a propuesta de su gestora Mapfre Asset Management, recaerá sobre una de las empresas que formen parte de la cartera de fondo utilizando la propia metodología diseñada para su elección y gestión.

En su primera edición está previsto que el jurado se reúna en junio próximo y entregue el primer reconocimiento el 3 de diciembre, coincidiendo con el Día Internacional de la Discapacidad; donde Mapfre prevé entregar un segundo reconocimiento a una institución por su compromiso con la inclusión laboral.

El fondo que Mapfre ultima sacar al mercado es el tercero que lanza bajo criterios responsables ya que su gestora dispone además del 'Gobernance Fund' y el 'Capital Responsable' para ayudar a clientes a invertir en empresas internacionales con comportamientos destacables en responsabilidad con el medioambiente o social, y en cotizadas con los mejores estándares de gobierno corporativo.

En los tres productos el grupo ha comprometido casi 100 millones de euros en aportaciones iniciales, ya que desea ejercer de inversor ancla para promover la contratación comprometiendo sus propios recursos.