Las personas con discapacidad intelectual han creado su primera Plataforma autorepresentativa a nivel estatal

discapnet.es 27.09.21

Esta Plataforma es un espacio donde se habla de los temas que más afectan a las personas con discapacidad y tendrá como objetivos identificar necesidades y oportunidades; analizar situaciones que impactan en la vida de las personas; hacer visible a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo ante la sociedad y denunciar y reivindicar las necesidades del colectivo.

Plataforma autorepresentativa a nivel estatal

La Plataforma Estatal de Representantes de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo pide que las administraciones públicas escuchen “directamente” al colectivo para conocer “de primera mano” sus demandas y necesidades.

Así lo ha declarado Cristina Paredero, una de las 23 personas con discapacidad intelectual que integra la recién creada plataforma (se constituyó este viernes en Toledo).

Estas 23 personas han sido elegidas para un mandato de dos años renovable por otros dos en sus respectivas federaciones autonómicas durante un proceso electoral que duró varios meses, promovido desde el inicio por la Confederación Plena inclusión España, que agrupa a más de 900 entidades que trabajan por los derechos de las personas con discapacidad intelectual y sus familias.

Paredero es además miembro del Grupo de Apoyo a la Dirección (Gadir) de la Confederación y de su junta directiva, por lo que asegura tener “mucha experiencia en cuestiones de representación”.

“No es algo fácil, así que tenemos que enseñar a nuestros compañeros” y confesó sentir “una responsabilidad” ante la labor encomendada.

Sin embargo, Cristina está también “muy satisfecha” con la puesta en marcha de la plataforma, cuyo lanzamiento estaba previsto para 2020 pero debió posponerse por culpa de la pandemia.

“Han sido muchos años de trabajo hasta llegar aquí”, explicó, pero “han merecido la pena”.

“Las personas con discapacidad intelectual debemos hacer oír nuestra voz y participar en la toma de decisiones que nos afectan, junto a nuestras familias y a los profesionales que nos ayudan”, declaró.

De ahí que el primer reto de la plataforma será crear una red de entidades autorepresentativas, para que en todas las asociaciones que forman parte de Plena inclusión exista un grupo de personas con discapacidad intelectual que se representan a sí mismas y que “ejercen un coliderazgo” en dichas entidades. “Tanto a nivel estatal como en las asociaciones más pequeñitas”, relató Paredero.

Por eso, pidió a su confederación “recursos, formación y, sobre todo, que crean en nosotros”.

“Necesitamos recursos en forma de personas de apoyo para que colaboren con los distintos grupos (de representantes) que se vayan formando”, apuntó, pero “también dinero y otras ayudas”.

Además, Paredero requirió procesos de formación dentro de las entidades para “preparar a las personas con discapacidad intelectual y enseñarles a hablar en público, a escuchar las peticiones de todos, a manejarse dentro de un grupo de discusión….”. “No es nada fácil ser representante”, concluyó.

Con todo, lo que a su juicio resulta más importante es que “nos dejen participar y que crean en nosotras, en que somos capaces de defender nuestras reivindicaciones y decidir sobre nuestros asuntos”.

Es más, a Cristina le encantaría que “las administraciones públicas hablasen directamente con nosotras”, es decir, con la plataforma, que “acudiría en representación de toda Plena inclusión”. “¿Por qué no? Espero que algún día lleguemos” a ello, concluyó.