La Agenda Urbana Española, política vital para implementar la Agenda 2030

diarioresposable.com - José Antonio Martín Rodríguez - 29.04.22

En la misma marca la estrategia y acciones que deben llevarse a cabo para hacer de nuestros pueblos y ciudades lugares sostenibles, en un documento estratégico de planificación que incluye:

1. Un diagnóstico de la realidad urbana y rural

2. Un marco estratégico con 10 Objetivos Estratégicos, 30 Objetivos Específicos y 291 Líneas de actuación.

3. Un sistema de indicadores para realizar la evaluación y el seguimiento

4. Unas fichas para la elaboración de los planes de acción municipales

5. Un plan de acción para la administración general del estado.

Dentro del marco estratégico, la discapacidad, las personas con discapacidad, aparece en 4 de los 10 objetivos estratégicos, recogidos bien dentro de los objetivos específicos bien en las propias líneas de actuación.

Entre esas menciones se hace referencia a cuestiones que la sociedad civil organizada de las personas con discapacidad llevamos muchas décadas reivindicando, desde antes de la “LISMI” de 1982, de la que ahora se cumplen 40 años, como, por ejemplo:

- Dentro del objetivo estratégico 2 “evitar la dispersión urbana y revitalizar la ciudad existente”, menciona la necesidad de eliminar barreras arquitectónicas, mejorar la autonomía de las personas con discapacidad, mejorar la accesibilidad a espacios y equipamientos y, además, avanzar hacia la accesibilidad universal en edificios y viviendas.

- O el propio objetivo estratégico 5 “favorecer la proximidad y la movilidad sostenible”, que menciona la necesidad de modelos de movilidad inteligentes que aseguren la accesibilidad universal en todos los sistemas de transporte.

Estas menciones que particularmente inciden en el ODS 11 “ciudades y comunidades sostenibles”, también repercuten en otros tantos objetivos, ya que la movilidad y los espacios y equipamientos accesibles permiten o facilitan reducir las desigualdades, ODS 10 “reducción de las desigualdades”, o el acceso a un empleo, ODS 8 “trabajo decente y crecimiento económico”, o, por citar otro ejemplo, reducir la pobreza en un colectivo que soporta un riesgo de pobreza y/o exclusión muy elevado, ODS 1 “fin de la pobreza”.

Según la encuesta de discapacidad, autonomía personal y situaciones de dependencia (EDAD), del año 2020, en España hay 4,38 millones de personas con discapacidad, de ellas el 55,7 % presentan dificultades importantes de movilidad, y un 24,6 % tienen dificultades, encuentran barreras, para desenvolverse con normalidad en la vivienda (ya sea en el portal, la escalera, el garaje o la propia vivienda).

Estos datos corroboran la oportunidad de las menciones que se hacen en los distintos planes y estrategias, como el de la AUE.

Por tanto, nunca mejor relacionados la estrategia y los datos que nos proporciona el INE, para avanzar en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible.

Para el cumplimiento de la Agenda 2030, tenemos que poner en practica todos los planes, estrategias, de los que nos hemos ido dotando y, especialmente, contemplando las necesidades de los grupos vulnerables para no dejar a nadie atrás y, concretamente en este supuesto, haciendo un llamamiento a los pueblos y ciudades para que contemplen la necesidad de poner en marcha Planes Locales de Agenda 2030 utilizando la herramienta que proporciona la Agenda Urbana Española, para conseguir que sean sostenibles económica, medio ambiental y socialmente.