El Gobierno trabaja en distintas iniciativas para “afinar” las ayudas de impulso al emprendimiento en personas con discapacidad

lavanguardia.com 08.05.22

“En el marco del Ministerio de Trabajo y Economía social se está trabajando en distintas iniciativas legislativas para afinar esas ayudas y, desde el punto de vista de la Dirección General, lo que hemos hecho es aprender mucho de las distintas organizaciones con las que nos hemos estado reuniendo durante estos dos años en todas su diversidad: organizaciones más pequeñas, más grandes, pero que nos han dado una muestra bastante completa de las necesidades de las personas con discapacidad”, declaró Espín durante una entrevista en Servimedia.

En esta línea, indicó que de “manera coherente” se ha encargado un estudio a un grupo de expertos para que de forma “independiente” realicen “un diagnóstico adecuado para poder regular de manera también adecuada” sobre esta cuestión.

Además, destacó que Trabajo ha lanzado una nueva convocatoria de ayudas públicas para la promoción y el fomento del trabajo autónomo, de la economía social y de la RSC, así como para contribuir a sufragar el funcionamiento de las asociaciones de: trabajadoras y trabajadores autónomos, cooperativas, sociedades laborales, empresas de inserción y otras entidades de la economía social. El presupuesto de estas ayudas se consolida con 10.438.000 millones de euros, una cifra que en 2021 duplicó su volumen.

Por último, en cuanto a los centros especiales de empleo (empresas con más de un 70% de sus empleados con discapacidad), Espín subrayó que la valoración que hace el Ministerio sobre la labor que realizan “es muy buena”.

En concreto, elogió la función de “transición del empleo protegido hacia el empleo ordinario que garantiza esa independencia de las personas que tienen una mayor dificultad para transitar al empleo ordinario”, precisamente porque este “no está adaptado todavía”. No obstante, se mostró convencida de que “lo conseguiremos a través de la RSC de las empresas”, porque “es esencial”.

“La función que realizan los centros especiales de empleo como centros de transición del empleo protegido hacia el empleo ordinario que garantiza esa independencia de las personas que tienen una mayor dificultad para transitar al empleo ordinario porque el empleo ordinario no está adaptado todavía, lo conseguiremos a través de la RSC de las empresas es esencial”, concluyó.