Sentencia del Tribunal de Justicia (Sala Cuarta) de 20 de septiembre de 1988

Gebroeders Beentjes BV contra Estado de los Países Bajos.

Se reconoce, por vez primera, la posibilidad de considerar como válidas las cláusulas incluidas en los anuncios de licitación de concursos públicos que persigan objetivos sociales (en aquel caso, el  empleo de parados de larga duración)