RSC - GALICIA
Los expertos apuestan por la diversidad en los equipos para generar valor

expansion.com - L. Palleiro - 09.07.19

El empleo inclusivo humaniza a la economía y dota a las empresas de mayor competitividad y talento para afrontar la revolución tecnológica que se está produciendo. Son algunas de las conclusiones que se extraen de la decimocuarta jornada del ciclo 'Empleo y diversidad, claves para ganar en competividad' organizada en el NH Collection de A Coruña por el diario EXPANSIÓN, el Foro Inserta Responsable de Fundación ONCE e Inserta Empleo.

"Vivimos en un mundo global, lleno de diversidad y talento diverso por lo que su incorporación a la empresa permite agudizar y acelerar el aprendizaje", señaló Eduardo García Erquiaga, director de la escuela de negocios Galicia Business School.

García Erquiaga abordó los retos del liderazgo para la gestión estratégica del talento diverso. Destacó la necesidad de las empresas de adaptarse rápidamente a los cambios provocados por la transformación digital bajo una adecuada planificación teniendo siempre presente la importancia de la diversidad del talento.

"La competitividad de una empresa depende de sus personas, todos tenemos limitaciones, pero la clave está en saber colocarlos en los puestos en los que más van a aportar", explicó. Insistió, además, al más de medio centenar de responsables de recursos humanos de empresas, centros especiales de empleo y entidades sociales gallegas que asistieron al encuentro que aquellas empresas que asumen esa apuesta por la diversidad tienen claro esa cultura de estrategia y posición y aprovechan mejor esas potencialidades.

Así lo consideró también Paul Tran, responsable de recursos humanos de Hijos de Rivera. La compañía suscribía recientemente un convenio con la Fundación ONCE para la incorporación a sus equipos de 30 personas con discapacidad en los próximos 5 años.

En opinión de Tran, "la diversidad es un sinónimo de competitividad, aporta la capacidad de ver los diferentes puntos de vista dentro de la empresa por lo que enriquece la estrategia y te hace mejor". Incidió en la apuesta de la corporación por poner a las personas en el centro y por la incorporación de talento "venga de donde venga", una de las claves del éxito de una compañía de 113 años de historia.

En el mismo sentido se manifestó el joven tenista paralímpico, Martín de la Puente, quien abogó por la normalización en la inclusión laboral de las personas con discapacidad en el mundo de la empresa a las que animó a contar con "personas que son diferentes porque seguro que será un proceso que merezca la pena".

La directora territorial de Inserta Empleo en Galicia, Menchu Iglesias, incidió en señalar que la discapacidad no es un problema y que las empresas no deben tener miedo de ella. Calculó que en la comunidad gallega hay un colectivo de unas 300.000 personas con alguna discapacidad que no sólo aportan como clientes sino también como proveedores.

"El desarrollo de la responsabilidad social es un pilar fundamental por lo que les animo a apoyar la gestión de empleo para personas con discapacidad y a mejorar la elevada tasa de paro del colectivo", insistió. En la misma línea se manifestó Virginia Carcedo, secretaria general de Inserta Empleo, quien destacó la labor del Foro que en estos 10 años ha alcanzado las 21.000 contrataciones y unas 100 empresas que ya colaboran con él.

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, apostó por trabajar conjuntamente empresas, instituciones y administraciones públicas para ahondar en el reto de la plena inclusión, tanto social como laboral.

"El talento diverso crea valor y competitividad" por lo que abogó por convencer y sensibilidad al tejido productivo. En ese sentido y como experiencia piloto, señaló que la Xunta de Galicia pondrá en marcha a lo largo de este año un proyecto pionero en el ámbito de la inserción de personas con discapacidad intelectual en colaboración con centros especiales de empleo.

Este programa de formación dual, que beneficiará a 80 personas, ofrecerá empleo y cualificación adaptada en el propio puesto de trabajo.