RSE - ASTURIAS
Las empresas reevalúan la discapacidad como una reserva de trabajadores con talento

Expansion.com - Raúl Álvarez - 04.04.19

Al menos la misma medida por interés propio como por compromiso con la responsabilidad social corporativa, las empresas empiezan a mirar hacia las personas con discapacidad como una fuente de talento muy poco explorada hasta ahora. La riqueza y las recompensas que aporta la diversidad fueron motivo de elogio y debate en la octava jornada del ciclo Empleo y diversidad, claves para ganar en competitividad, organizada en el Hotel Exe de Oviedo por el diario EXPANSION, junto con el Foro Inserta Responsable de la Fundación ONCE e Inserta Empleo. Al acto acudieron medio centenar de personas, responsables de empresas punteras y de las principales instituciones asturianas que se dieron cita con técnicos en inserción laboral. Dos intérpretes de lengua de signos tradujeron las intervenciones durante toda la mañana.

La experiencia de la Fundación Inserta, la consultora de recursos humanos de la ONCE, sirvió de hilo conductor en las aportaciones sobre las ventajas de la incorporación al mundo laboral de las personas con discapacidad que fueron desgranando los sucesivos ponentes y los participantes en la mesa redonda que remató el encuentro. La directora regional de Inserta Empleo Asturias, Beatriz Ávila, fijó el tono al señalar los vínculos entre la contratación de ese tipo de trabajadores y la atención a las necesidades de ese tipo de consumidores y sus familias, que representan un grupo importante de la población española. Más de cuatro millones de personas padecen algún tipo y grado de discapacidad en el país, recordó.

Talento

En un colectivo de ese tamaño se encuentran grandes reservas de las habilidades y las destrezas que reclaman las empresas. «El talento no distingue de discapacidad, ni de género, ni de clase social. Nosotros estamos abiertos a todo tipo de contrataciones, porque necesitamos profesionales y gente diversa que puedan aportar cosas distintas», explicó el responsable de recursos humanos de Carrefour para Galicia y Asturias, Miguel Andrés Aguado.

El directivo de Carrefour tomó parte en la mesa redonda La unión del talento, la diversidad y la discapacidad, moderada por la directora de Empresas, Alianzas Estratégicas y RSC de Inserta Empleo, Mar Medeiros, y en la que también expresaron sus puntos de vista el director general de la Fundación CTIC, Pablo Priesca, y la responsable de recursos humanos del Grupo Daorje, Mari Cruz Rubio. Priesca incidió en las mismas consideraciones que Aguado con un retrato vivo del impacto positivo de la diversidad en un centro tecnológico y creativo como el suyo. «La innovación tiene que ver con el tratamiento de la diversidad. No surge de la homogeneidad, del trato entre quienes siempre piensan lo mismo, sino de las relaciones improbables entre gente que piensa distinto. Nosotros tenemos claro que necesitamos perfiles distintos y que queremos talento diverso», explicó.

Entre los representantes empresariales hay acuerdo en que el recurso a las personas con discapacidad no tiene que ver con ninguna pulsión buenista ni con una satisfacción solo aparente de los objetivo de la responsabilidad social corporativa, sino con la detección de nuevas reservas de talento, con la incorporación de nuevas habilidades a sus negocios y con la posibilidad de establecer desde la raíz una nueva manera de entender las necesidades de los clientes con discapacidad y de las formas de relacionarse con ellos. Rubio puso como ejemplo a Daorje, una pequeña empresa de servicios auxiliares para las grandes multinacionales del metal en Asturias. «Somos genéticamente diversos porque desde el principio nos hemos ido a buscar talento allá donde otros no miraban. Entre los jóvenes, los mayores, las mujeres o las personas con discapacidad. Hay que desprenderse de prejuicios y da beneficios intangibles de inmediato», indicó.

Medeiros, por su parte, había recordado a los asistentes que las principales empresas mundiales y los proxy advisors que asesoran a los grandes grupos de inversión señalan como uno de los principales retos para 2019 canalizar fondos y atención hacia la atención a la diversidad tanto en la fuerza de trabajo como en los consejos de administración. A pesar de los avances, queda mucho camino por recorrer. En su intervención, Ávila llamó a seguir adelante gracias a la colaboración a tres bandas de las administraciones públicas, las empresas y las confederaciones empresariales y las organizaciones sociales que, como Inserta, trabajan por la inclusión laboral de la discapacidad. Su propuesta recibió una acogida positiva de los dos representantes institucionales que participaron en la apertura de la jornada.

Ley de contratos

Por parte del Ayuntamiento de Oviedo, el concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón (Somos Oviedo) apuntó a las posibilidades que la nueva ley de contratos de las administraciones públicas ponen en manos de las instituciones. Rosón garantizó que la capital asturiana extenderá en los próximos meses las cláusulas sociales en las licitaciones que saque a concurso y que el precio dejará de ser el único criterio decisivo en las adjudicaciones. «Calidad y calidez», fue la fórmula que utilizó para resumir el nuevo enfoque que, a su juicio, permitirá a empresas que dan empleo a personas con discapacidad acceder a contratos para prestar al Ayuntamiento servicios de atención a ciudadanos y turistas, mantenimiento y conserjerías. Rosón estimó en 80 millones de euros el volumen anual de todas las contrataciones municipales y garantizó que al menos 10 se distribuirán de acuerdo con esas nuevas guías sociales de actuación.

Por parte de la administración autonómica, el director general de Trabajo del Principado de Asturias, Antonio González (PSOE), destacó el reciente interés de la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, por el modelo español de inclusión como un espaldarazo internacional al enfoque de la cuestión y llamó a las empresas a «no prescindir del talento de nadie a causa de la discapacidad». «La integración en el empleo es también la integración en la sociedad y ese objetivo tiene el pleno compromiso del Gobierno regional», garantizó.

Hay 9.000 personas en Asturias, y 300.000 en toda España, inscritas en las bolsas de empleo de Inserta y a la espera de que el objetivo de la inclusión las alcance, agregó para poner fin a la jornada el director de Formación de Inserta Asturias, Carlos Sierra.