ASTURIAS - Avilés
Las cláusulas sociales en la contratación se extenderán a las fundaciones

elcomercio.es - Sheila González - 16.09.19

El Ayuntamiento de Avilés acaba de presentar algunas de las líneas en las que está trabajando para elaborarla nueva Instrucción de Cláusulas Socialmente Responsables, que se espera pueda aprobarse próximamente. Lo hizo en el marco de la segunda jornada técnica del proyecto Atlantic Social Lab.

La ampliación del ámbito de aplicación no es la única novedad que se incluirá en el documento. Otro de los cambios que se introducen es la creación de una comisión de seguimiento de los contratos, que además servirá para asesorar a los servicios municipales. A las cláusulas actuales que se marcan como objetivo la contratación de personas en riesgo de exclusión, se unirán otras medioambientales o de innovación, así como de ayuda al desarrollo de las pymes.

Según se explicó en la jornada, se está trabajando en un mayor control en la elaboración de los pliegos, tanto técnicos como administrativos y se busca con los cambios una mayor participación en la fase de preparación del contrato. «Aunque se hace extensible a las fundaciones no se podrá obligar a los organismos autónomos a acatar estas cláusulas, pero sí se les pedirá que ellos mismos las implementen, igual que tampoco serán de obligatorio cumplimiento para los contratos privados, aunque estos si no las incluyen deberán justificar por qué no lo hacen», explicó el abogado Jesús Estrada, de GTA Villamagna Abogados, asesoría externa que está elaborando la instrucción.

Otros objetivos que se marcan con la nueva normativa está el incentivar la presentación de mejoras socialmente responsables por parte de los contratistas. Por otro lado, para velar por que las cláusulas se cumplan se incorporarán puntos a los pliegos de manera que se vigilará y se seguirán los contratos hasta la ejecución. «De esta manera las empresas deberán cumplir las cláusulas en el momento de la firma, pero también durante toda la vigencia del contrato», indicó el abogado.

A su vez pretenden ampliar los contratos reservados, especialmente aquellos relacionados con la prestación de servicios sociales. Otras de las incorporaciones será para trabajar en el campo de las consultas preliminares al mercado. «Con ellas podemos tantear qué empresas pueden prestar el servicio y cómo, pero también preguntar en ellas por las cláusulas de manera que podemos prever cuántas podrían presentarse a una licitación. No se pueden hacer trajes a medida y para eso las consultas ayudan mucho», explicó Jesús Estrada.

El Ayuntamiento estudia también la posibilidad de incluir exenciones de garantía que pasarán, por ejemplo, por suprimir la necesidad de abonar avales. «Esto supone un riesgo, pero ayuda a evitar sobrecostes a las empresas y a abrir aún más la posibilidad de que haya más ofertas», recalcó el abogado. Además, el borrador incluye también la remisión de estas obligaciones a posibles subcontratistas.

«La anterior instrucción se había quedado desfasada porque la ley de contratos nos daba más opciones de las que se estaban aprovechando, de ahí que se hagan cambios en todos los aspectos», indicó Francisco Javier Val, representante avilesino en el proyecto europeo, que hizo hincapié en que «se trata de un documento abierto que tendrá cambios, especialmente en el apartado de seguimiento de los contratos».