RSE
La UOC y la Fundación Randstad crean la Cátedra de Discapacidad, Empleo e Innovación social

eleconomista.es 21.03.19

Precisamente con el objetivo de ampliar esta cifra, romper con la brecha digital con estas personas y aumentar sus posibilidades de acceder a un mercado de trabajo de calidad, la UOC y la Fundación Randstad crean la Cátedra de Discapacidad, Empleo e Innovación Social en línea. Ambas instituciones la han presentado este jueves 21 de marzo, al mediodía, en un acto en la sede de la UOC en Madrid.

"La idea de discapacidad ha formado parte de la historia misma de la humanidad, pero demasiado a menudo esa historia se ha construido como mundos paralelos que nunca se cruzan", explica el director académico de la nueva cátedra, el catedrático en Pedagogía Social Jordi Planella. La cátedra apuesta por "romper" con esas estructuras sociales, y "una de las formas directas de hacerlo es trabajar para ofrecer un empleo digno a las personas con discapacidad", añade el profesor de la UOC.

Para Planella, "la formación desempeña un papel fundamental en las oportunidades de alcanzar esa meta". De hecho, actualmente, más de 1.200 estudiantes con discapacidad se forman en la UOC. El proyecto se construye a partir de una codirección —académica y técnica— entre la UOC y la Fundación Randstad, con la finalidad de trabajar coordinadamente entre la academia y el sector empresarial. Mediante la praxis de un laboratorio de innovación social, se desarrollarán proyectos como un punto de información para discapacidad y empleo (Info Point Discapacidad y Empleo), becas de investigación, juegos de herramientas para el análisis del nivel de inclusividad de las empresas, la incidencia en las políticas públicas sobre discapacidad, etc.

La presentación en Madrid ha contado con la directora general de la Fundación Randstad, María Viver, y el rector de la UOC, Josep A. Planell. Para Viver y la fundación que dirige, la "formación es clave" para integrar a colectivos en riesgo de exclusión al mundo laboral y "estimular así su empleabilidad". Desde su creación, en 2014, la Fundación Randstad ha atendido a 26.982 personas en riesgo de exclusión, ha integrado laboralmente a 7.198 y ha ofrecido formación a 6.463 personas con dificultades añadidas. El rector Planell añade: "La misión de la UOC es facilitar que toda persona que lo desee pueda formarse a lo largo de la vida. Por eso favorece el acceso a las personas con discapacidad".

La nueva cátedra cuenta con un consejo asesor de expertos que garantizará la transferencia social y política que el proyecto requiere. Sus miembros son, por orden alfabético, Sara Acevedo, profesora del Bellevue College e investigadora titular en la Universidad de Miami, neurodivergente, académica activista, educadora y abogada de la justicia para la discapacidad; Llorenç Andreu, director del máster universitario de Dificultades de Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje de la UOC; Manuel Armayones, director de Desarrollo del eHealth Center de la UOC; Valentín Bote, director de Randstad Research; Lluís Garay, director del máster universitario de Responsabilidad Social Corporativa de la UOC; Clara Garrido, letrada del Senado; Miguel Laloma, director del Área de Socios de la Fundación SERES; Brígida Maestres, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación; Óscar Martínez, profesor de Educación Social en la Universidad Ramon Llull, especialista en discapacidad, inserción laboral y formación; Silvia Mata, responsable de las adaptaciones curriculares a las necesidades educativas especiales de los estudiantes de la UOC; Jaume Moregó, director de Desarrollo Institucional de la UOC; Asun Pié, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC; Llorenç Sabaté, responsable de garantizar el acceso de las personas con discapacidad a la información de la UOC; Elsa Santamaria, directora del máster universitario de Empleo y Mercado de Trabajo: Intervención y Coaching en el Ámbito Laboral de la UOC; Ignacio Tremiño, diputado por Valladolid y director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de 2012 a 2017, y María Viver, directora general de la Fundación Randstad.

Servicio de ocupación para los estudiantes con discapacidad

El lanzamiento de la Cátedra coincide con la puesta en marcha de un servicio de ocupación para la comunidad de la UOC con discapacidad. Según la directora de la Fundación Randstad en Cataluña, Anna Delclòs, Info Point Discapacidad y Empleo —tal como se le denomina— es la primera acción derivada de la Cátedra. Consiste en el proceso de acompañamiento por parte de profesionales de la Fundación a estudiantes y graduados con discapacidad de la UOC en el proceso de mejora de su empleabilidad, promoción de la carrera profesional y acceso a oportunidades laborales. "Ofrecemos un diagnóstico competencial en línea, ofertas y oportunidades de trabajo, acceso a recursos formativos y ayudas, como las becas Fundación Randstad-UOC", detalla.

Delclòs, que también es directora ejecutiva de la Cátedra, comenta que esta iniciativa "es un ejemplo de la materialización de una cátedra codirigida por una universidad y una fundación empresarial como la nuestra; un ejemplo en el que se materializa el valor académico, con una orientación eminentemente práctica y de impacto directo en el mundo de la empresa". Con todo, "desde la Fundación Randstad queremos transformar el mundo del empleo y contribuir a una sociedad más justa promoviendo la igualdad de oportunidades en el acceso al mundo laboral. Info Point es una herramienta que nace, por lo tanto, con esta misión y finalidad", concluye.

La Cátedra es la culminación de la buena relación entre ambas instituciones nacida hace poco más de un año, cuando la UOC recibió 20.000 euros de la Fundación Randstad para hacer realidad un programa de ayudas al estudio para personas con discapacidad. Y en noviembre de 2018, en un acto celebrado en la sede de esta universidad, un grupo de estos estudiantes becados veía reconocida públicamente su labor. El primer banco de becas para estudiantes con discapacidad concedió catorce reconocimientos en forma de seis becas y ocho premios. Desde entonces, ha habido ya una segunda edición, dotada con 16.000 euros, y se está trabajando en la tercera.

Un millar de estudiantes con discapacidad estudia en la UOC

De los 22.190 universitarios con discapacidad que hay en España, la UOC acoge a 1.243 y se convierte así en la segunda universidad en número de estudiantes discapacitados, por detrás de la UNED, según constata la Guía de atención a la discapacidad en la universidad 2018 de la Fundación Universia.

Según un estudio realizado por la UOC a este colectivo, y que han respondido 421 personas, el 72,45 % afirma escoger la formación en línea por la compatibilidad con sus propias actividades y responsabilidades; el 85,56 % puede seguir sus estudios y la evaluación continua sin dificultades de accesibilidad y el 75,77 % indica que no ha tenido problemas para seguir el ritmo de los compañeros del aula. La UOC pone a disposición de los estudiantes las herramientas necesarias para poder cursar sus estudios con todas las garantías.

El estudio lo han llevado a cabo Elena Barberà y Eulàlia Hernández, de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, con el Área de Planificación y Calidad de la Universidad.

Dos historias de superación

José Alberto Chamorro es estudiante del grado de Ingeniería Informática. Hace dos años, mientras rellenaba un cuestionario de la asignatura de Estadística en su casa, sufrió una crisis comicial y, ya en el hospital, le detectaron un tumor cerebral que pudieron intervenir a tiempo. "Puede decirse que el modelo educativo de la UOC me ha salvado la vida. Me permite estudiar a mi ritmo, desde casa y tanto como la evolución de mi enfermedad me permite. Después de un año y medio de craneotomías para eliminar la máxima superficie del tumor, sesiones de radioterapia y otro año de quimioterapia, recibir este premio ha supuesto un impulso de energía y una carga de ilusión", reconoce.

Núria Castellanos es estudiante del grado de Comunicación. Antes trabajaba en el departamento de marketing de un laboratorio farmacéutico. El trabajo le gustaba mucho; pero cuando le dijeron que debía someterse a una operación muy agresiva por un problema de columna, se dio cuenta de que sería muy difícil volver. "En ese momento difícil decidí cumplir mi sueño y ser universitaria. Estudié un mes para presentarme al acceso para mayores de 25 años y lo conseguí. Mientras aún estaba en la UCI, una amiga formalizó mi matrícula. Necesitaba tener proyectos que me asegurasen que todo saldría bien y, en septiembre de 2012, a pesar de las altas dosis de medicación, empecé. Estudiar significaba tener un objetivo para seguir adelante con mi lucha y tener la mente ocupada", recuerda.

Chamorro y Castellanos son dos de los estudiantes becados gracias al primer programa de ayudas de la Fundación Randstad y la UOC, dotado con 20.000 euros.