Gobierno, empresas y Fundación ONCE piden cumplir la ley para dar empleo a personas con discapacidad y más concienciación social

SERVIMEDIA 25.10.18

Así lo han puesto de manifiesto en la mesa redonda 'Discapacidad, por la inserción Laboral', que ha reunido en Servimedia al director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Gobierno de España, Jesús Celada; al presidente de Grupo Siro, Juan Manuel González Serna; a la directora de la Fundación Solidaridad Carrefour, María Cid; al director general de Relaciones Laborales, Prevención de Riesgos Laborales y Sostenibilidad de Acciona, Juan Manuel Cruz; y a la directora general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, perteneciente a Fundación ONCE.

 

Celada destacó que la aprobación de la Lismi en 1982 "supuso un hito histórico" en la promoción del empleo de las personas con discapacidad, al obligar a las empresas con más de 50 empleados a reservar el 2% de su plantilla a estos trabajadores. "Ahora hay que vigilar el seguimiento de esta norma y ver quién la cumple y quién no", dijo.

El director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad destacó que la Ley de Contratos Públicos establece que, para concurrir a un concurso con la Administración pública, las empresas han de cumplir esta cuota de reserva o haber puesto en marcha medidas alternativas. Como retos pendientes, resaltó la implicación de las pymes en la inserción laboral de este colectivo y fomento del "empleo inclusivo".

"Incluso en lo más duro de la crisis, la contratación de las personas con discapacidad creció, pero lo hizo sobre todo en Centros Especiales de Empleo", subrayó. "Tenemos que preguntarnos por qué no sucede igual en centros ordinarios", y declaró que "igual que queremos colegios inclusivos, pedimos también empleo inclusivo".

Con todo, subrayó que España "es una referencia en materia de discapaciad, y también en el empleo", motivo por el que en 2013 el país recibió el premio Franklin Delano Roosevelt International Disability Rights, considerado el 'Nobel de la Discapacidad'.

IGUAL QUE PAGAR IMPUESTOS

Para González Serna, cumplir con esta cuota de reserva "debería ser tan obligatorio como pagar el Impuesto de Sociedades o el IRPF". "Por eso, me apena el escaso grado de aceptación en España". "Si hablásemos de otras cifras -el 8% de la población española tiene discapacidad y su tasa de paro es del 70%- apoyaría la voluntariedad, pero así no", resaltó.

Señaló que el Grupo Siro empezó en temas de inserción laboral de personas con discapacidad hace 20 años, con una oferta de empleo de 25 personas, cuando tenía un total de 200 empleados, para la que recibieron 1.200 solicitudes. "Lo hicimos después de que una persona de Fundación ONCE viniese a explicarnos la Lismi", admitió.

En la actualidad, el 16% de la plantilla del Grupo Siro son personas con discapacidad, teniendo en cuenta Centros Especiales de Empleo o plantas ordinarias. "No tenemos ni una sola planta sin que el 6% de la plantilla tenga alguna discapacidad", resaltó González Serna.

SENSIBILIZAR A PYMES

En nombre de Acciona, Cruz manifestó que "uno de los principales éxitos de la inserción laboral (de personas con discapacidad en España) pasa por no imponer un porcentaje fijo, sino por crear convencimiento". Aseveró que "el tejido productivo de España es el que es, y no hay tantas empresas con más de 50 empleados", pues más del 90% son pymes.

A su juicio, resulta mucho más útil que las pequeñas empresas se convenzan de que contratar una persona con discapacidad "aportará mucho a su plantilla" y "le hará más competitiva".

Virginia Carcedo, en nombre de Fundación ONCE, destacó también la importancia de que las empresas en general y las pymes en particular vean que contratar a estas personas "les da una ventaja", pues les ayudará a producir bienes y servicios más adaptados a la diversidad de la sociedad y de los consumidores.

En su opinión, las tres empresas participantes en la mesa "son el ejemplo perfecto de ello" y los "mejores embajadores de la inserción" laboral de las personas con discapacidad. "Solo entre las tres han logrado el 10% de las 19.000 contrataciones del Programa Inserta", ensalzó.

Carcedo subrayó también la importancia de la formación para las personas con discapacidad, que en general tienen menor tasa de actividad y mayor desempleo que la media de la población, pero que mejoran sustancialmente su inserción cuando llegan a la Educación Superior. Por eso, insistió en que es muy importante combatir el abandono escolar entre el colectivo y facilitar una buena formación.

Por su parte, la directora de Fundación Solidaridad Carrefour subrayó la importancia de "una formación holística desde niños" para que, "una vez adultos, las personas con discapacidad puedan llamar a las puertas del mercado laboral en igualdad de condiciones". Explicó que Carrefour trabaja, por este motivo, junto a diversas organizaciones del sector para visibilizar las grandes discapacidades y favorecer el desarrollo integral de estas personas.