Función Pública destaca el aumento de la integración de personas con discapacidad en el empleo público

SERVIMEDIA 25.11.18

Así se indica en un informe de la citada Secretaría de Estado del departamento que dirige la ministra Meritxell Batet, titulado 'Informe sobre acceso de personas con discapacidad al empleo público (cuerpos y escalas de personal funcionario) en la Administración General del Estado 2009-2016'.

RESERVA DE PLAZAS

Según sus conclusiones, en este periodo "se ha ido produciendo, por lo demás, una circunstancia favorecedora, en el contexto de políticas de discriminación positiva para el acceso de personas con discapacidad al empleo público, que es el hecho de una legislación específica con importantes avances al respecto y las previsiones en reales decretos de Oferta de Empleo Público que han ido ambas, de una parte, incrementando los porcentajes del cupo de reserva (obligación que llega ya por imperativo legal al 7%, al menos, en todas las administraciones públicas: 2% para personas con discapacidad intelectual y 5% para personas con discapacidad general) y, de otra, impulsando políticas tales como adaptaciones de tiempos y medios, adaptaciones de puestos de trabajo -que han venido a coadyuvar al acceso de personas con discapacidad al empleo público- o alteraciones en el orden de prelación para la elección de las plazas por motivos, debidamente acreditados, de dependencia personal, dificultades de desplazamiento u otras análogas, una vez superados los correspondientes procesos selectivos".

"Esta reserva de plazas y la consiguiente incorporación de las personas con discapacidad", continúa el informe, "está siendo progresivamente aceptada en la 'cultura' laboral y social de las administraciones públicas, valorándose como un elemento positivo para las organizaciones públicas receptoras de las mismas, y que, posteriormente al acceso, han ido, en su caso, adaptando los puestos y necesidades en orden a su plena integración con eliminación de barreras tanto arquitectónicas como funcionales que sean discriminatorias hacia este colectivo".

Destaca en especial los efectos positivos que ha producido el Real Decreto 2271/2004 en el fomento de la integración de personas con discapacidad en el empleo público, tanto en el incremento de las plazas convocadas reservadas para personas con discapacidad como en el número de aprobados por tal cupo de reserva.

"Un paso importante, sin duda, en el acceso de personas con discapacidad al empleo público ha sido, a partir de 2009, el establecimiento de un cupo de reserva, en la Administración General del Estado, de las plazas vacantes y en las Ofertas de Empleo Público, de un porcentaje de, al menos, el 7%: 5% para personas con discapacidad general y 2% para personas con discapacidad intelectual", agrega.

En cuanto a los Subgrupos de Clasificación en los que ingresan, las cifras más significativas de acceso de personas con discapacidad a la Administración General del Estado se han producido, sumando el turno libre y el de promoción interna, en el Subgrupo C2. Por otra parte, el número de Cuerpos y Escalas con presencia de personas con discapacidad va aumentado de forma clara, observándose nítidamente en los Subgrupos A1 y A2 y, precisando más, en Cuerpos Superiores del Subgrupo A1.

GÉNERO

En cuanto a la vertiente de género –la distribución entre mujeres y hombres- en el acceso de personas con discapacidad al empleo público, en la condición de personal funcionario en el ámbito de la Administración General del Estado, en el turno libre se observan cifras que si bien estaban bastante equilibradas hasta 2009 experimentan un desequilibrio significativo, con mayor ingreso de hombres, a partir de 2010, atenuándose algo en los últimos años. "Una posible interpretación puede encontrarse en la evolución de la situación económica, con mayores desigualdades en épocas de crisis, que van disminuyendo a medida que mejora la coyuntura", indica el informe.

En relación al turno de promoción interna, aunque se observan en algunos años 'dientes de sierra' en cuanto al número de personas con discapacidad presentadas, en general el número de aprobados es, porcentualmente, elevado en relación a las plazas convocadas.

"Se tiene la percepción de que ya hay una 'cantera' de aspirantes, personas con discapacidad, para el turno de promoción interna. Se observa cómo en el turno de promoción interna el índice de cobertura de puestos por personas con discapacidad hasta 2011 era elevado, pudiendo ser 2013 indicador de un proceso de recuperación después del 'impasse' de 2012", continúa el estudio.

DISCAPACIDAD INTELECTUAL

En relación a la cuota de reserva para personas con discapacidad intelectual, "lo más importante, a partir de la constatación de discretos resultados en cuanto al número de aprobados en personal funcionario –focalizados, fundamentalmente, en el Cuerpo General Auxiliar de la Administración del Estado, cuyos procesos de selección se encomiendan al Instituto Nacional de Administración Pública- ha sido el hecho de que a partir de 2009, que es cuando se implanta dicha reserva, que es del 2%, se ha abierto un camino novedoso para la integración al empleo público de personas con discapacidad intelectual".

En el ámbito de la Administración General del Estado se detecta una integración progresiva de personas con discapacidad en el empleo público, "una tendencia alcista en las cifras de personas con discapacidad aprobadas, si bien a partir de 2009 se aprecian en cifras los efectos de políticas de contención del gasto, que han afectado a las Ofertas de Empleo Público, cifras que mejoran en 2013".

Por su parte, en el ámbito de las comunidades autónomas se aprecia en los últimos ejercicios "una generalizada toma de conciencia acerca del acceso de personas con discapacidad al empleo público".

Sin embargo, el informe agrega que "queda aún recorrido al respecto" y que "se puede profundizar más en las medidas a adoptar en aras a una mayor integración, a través del acceso, de personas con discapacidad en los Cuerpos y Escalas de funcionarios de la Administración General del Estado".