Alberto Durán
El empleo y las personas con discapacidad

Elpais.com 27.11.16

La discriminación del colectivo es heterogénea: condiciones laborales desiguales, salarios un 16% inferior a los del resto de la población, niveles educativos más bajos, un índice de pobreza más acusado. La crisis se ha cebado con los más desfavorecidos. Pero las personas con discapacidad exigen realizarse como personas en todos los ámbitos sociales, especialmente en el laboral, ya que a nadie se le escapa que la independencia económica supone autonomía. Libertad. Poder ser más uno mismo.

Hay un enorme potencial desaprovechado. Miles de personas con discapacidad buscan empleo, están capacitadas para él. Pero ¿cómo son estas personas? ¿Qué edades tienen? ¿Pertenecen al ámbito rural o viven en ciudades? ¿Qué niveles de formación han adquirido? ¿Cuántas mujeres y cuántos hombres componen esa estadística? Conocer la realidad en la que nos manejamos es vital para revertir una situación de exclusión. Hasta ahora, los datos existentes sobre las personas con discapacidad y su relación con el empleo han sido anecdóticos y puntuales, cuando no inexistentes, incluso en baremos, estadísticas y recuentos oficiales.

Para solventar este vacío estadístico, la Fundación Once ha impulsado Odismet, una plataforma digital que recoge y clasifica la información disponible sobre este binomio, el colectivo y su vinculación con el mundo laboral. Agrupa todas las fuentes (públicas, privadas) en las que se refleja la variable de la discapacidad, ofreciendo contenidos exhaustivos, fiables y continuamente actualizados, que permite, además, realizar análisis específicos dada su naturaleza interactiva.

Un primer acercamiento a Odismet permite obtener una concisa radiografía de la discapacidad en España. A los datos que he ido intercalando en este artículo, añado otros: el empleo protegido resulta clave para la inclusión de estas personas; las empresas sociales generan el 72% de sus contratos; la formación superior dispara el empleo entre las personas con discapacidad.

En los últimos 20 años, con el apoyo de Once y su fundación, se han creado más de 100.000 puestos de trabajo en terceras empresas y entidades. Sólo la plantilla de Once, su fundación y su grupo empresarial, Ilunion, acoge a 67.710 trabajadores, de los cuales el 55,8% tiene discapacidad. Pero no es suficiente. Por eso animo a visitar el portal Odismet.es. Voy más allá: los animo a que contraten a personas con discapacidad. Contribuirán a crear una sociedad más justa y recibirán la inmensa aportación de estos trabajadores.

Alberto Durán es vicepresidente ejecutivo de la Fundación Once.