NAVARRA
Crece un 85% el importe de la reserva de contratos a centros especiales

diariovasco.com 15.06.19

El contrato reservado es una figura legal de contratación pública que permite admitir en una licitación solo a ocho CEE sin ánimo de lucro o de iniciativa social y nueve EIS. Una vía para favorecer de manera directa e inmediata el empleo de personas con discapacidad o desfavorecidas socialmente.

Por categorías de contrato, cerca de un millón de euros se emplearon en trabajos forestales; 510.000 en tareas de transporte y logística; 312.000 en distribución postal; y 245.000 en jardinerías. El resto de contratos fueron para actividades como limpieza, mantenimiento, lavandería, pintura, albañilería, publicidad, serigrafía, imprenta o gestión de albergues.

El vicepresidente, en funciones, de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha informado sobre este resultado en la comisión de apoyo al Empleo Protegido, en la que el Gobierno consensúa con las entidades sociales las medidas para favorecer la inserción de personas con discapacidad y en riesgo de exclusión.

Laparra ha destacado la mejoría en cuanto al importe de reserva de contratos pero ha subrayado que el Gobierno está «muy lejos del objetivo que marca la ley de llegar al 6%, aunque esto es una carrera de fondo». De acuerdo con el criterio legalmente establecido, en relación al total de contratación del año anterior, la proporción correspondiente a 2018 es de 2,11%.

Por su parte, las entidades han valorado positivamente el avance y han agradecido tanto la implicación de la Administración en cuanto a la concienciación del personal público como la claridad y la utilidad de la información proporcionada en la reunión, hechos que contribuyen, según han apreciado conjuntamente, a la viabilidad de estas entidades.

Ambas partes, Gobierno y entidades participantes en la Comisión de Apoyo al Empleo Protegido, han acordado una línea de trabajo para seguir aumentando el volumen de contratación reservada a estas entidades: continuar mejorando las herramientas de gestión internas y la planificación de la reserva; avanzar en la licitación por lotes (dividir contratos en lotes y licitar algunos de ellos mediante reservada de contratos); introducir en la reserva los contratos conseguidos en licitación abierta, valorar con los departamentos propuestas de reserva de nuevas actividades o poner en valor las buenas prácticas realizadas.

También se ha identificado la necesidad de agilizar pagos y la de sensibilizar a las personas que se vayan incorporando a las unidades responsables de gestionar la contratación pública.